Ante los aumentos de la luz, el Calefón Solar es la mejor opción para reducir su consumo de energía!

El Calefón Solar (también llamado Termotanque Solar) calienta el agua por efecto de la radiación solar. El estado del tiempo no altera el aprovechamiento de la radiación. En el caso de días nublados aprovecha la radiación difusa y en días lluviosos su performance es mínima, pero recuerde que el agua acumulada se mantiene caliente gracias a la aislación que tiene el tanque acumulador. Nuestros equipos son la mejor opción para reducir el consumo eléctrico o gas, logran un ahorro de entre el 70% y el 90% de energía. La mejor inversión que puede hacer y a la vez ser amigable con el medio ambiente usando energía limpia y renovable.

Ventajas del Calefón Solar

  • Ahorre hasta un 90% de su consumo actual en energía eléctrica o gas.
  • Agua caliente todo el año usando la radiación solar aún en días nublados
  • No contamina, es totalmente ecológico
  • Resistente al granizo y fuertes vientos
  • Sin mantenimiento, no tiene partes móviles, no se desgasta
  • Mínima inversión, tiene un costo casi similar a un termotanque o calefón tradicional
  • Rápido recupero de inversión, gracias a su bajo costo y su gran ahorro

Principio de funcionamiento del Calefón Solar

Los Calefones Solares termosifónicos poseen dos partes fundamentales: la zona de captación solar y la zona de acumulación.

La zona de captación solar está formada por una serie de tubos de vidrio con cámara de vacío (estos tubos son de un vidrio especial llamado borosilicato, que es un tipo particular de vidrio con óxidos de silicio y boro, material similar al que utilizan las ollas de Pyrex que van al horno).

Los tubos de vacío absorben no solo los rayos solares directos sino que también la radiación solar difusa permitiendo calentar el agua aún en días nublados con resolana. A diferencia de su antecesor (el colector Plano), estos resisten granizos de hasta 2,5 cm de diámetro.

El tubo interior absorbe la radiación solar que transfiere al agua que fluye. El tubo exterior cubre al primero y sella al vacío el espacio entre ambos tubos con lo cual se elimina la pérdida de calor, este actúa de termo, respecto al tubo azul captador en su interior.

La zona de acumulación o termotanque esta conformado de acero inoxidable en su interior. Posee una aislación de poliuretano, cubierto por una chapa externa o acero inoxidable, y este pude incorporar de forma opcional una resistencia eléctrica, y también una válvula mezcladora o termostática.

En el termotanque solar se guarda el agua que se calienta en los tubos de vacío, gracias a la radiación solar que los mismos absorben. Una vez caliente, el agua sube hasta el reservorio térmico o tanque, posicionándose en la parte superior del calefón solar, ya que el agua caliente tiene menos densidad que la fría. El agua de los tubos de vacío se va continuamente remplazando por agua fría que viene del tanque, que a su vez se calienta y reinicia el proceso (a esto se lo llama proceso termosifónico).

El termotanque de los calefones solares cuenta con una entrada de agua fría y una salida de agua caliente que lleva el agua que va a ser utilizada por las instalaciones. La temperatura dentro del termotanque puede llegar a los 100°, lo cual hace necesaria la presencia de un venteo que libera la temperatura, inclusive por esto mismo en ocasiones se ofrece una válvula del mezcladora para bajar la temperatura del mismo.

Cuando no se consume agua por un largo período de tiempo, el agua no se recalienta ya que el calefón solar cuenta con un venteo que asegura que la presión del tanque sea siempre la atmosférica (de allí el nombre con el cual se describen a estos calefones como calefones solares atmosféricos).

En cuanto a la ubicación del calefón solar, siempre es mejor que se coloque en la dirección que proporcione una mayor cantidad de rayos solares. La mejor orientación de los calefones solares en nuestro país es hacia el norte, y con una inclinación de 40 o 45 grados.

Los termotanques de los calefones solares cuentan con una capacidad que varía de acuerdo a las necesidades. Se estipula que una persona con hábitos de consumo normales consume de 40 a 50 litros diarios de agua caliente, por lo que en función de la cantidad de personas a las que se necesita abastecer, se obtiene la capacidad total aproximada para lograr el máximo ahorro.

Para aquellos días nublados con baja radiación o cuando se consume más agua caliente que lo estipulado, puede despreocuparse mediante el agregado opcional de una resistencia eléctrica para calentamiento auxiliar.

No dude más y comience a ahorrar ahora mismo instalando nuestros calefones solares económicos y con óptima eficiencia.

Para mayor información contáctenos desde aquí.

Go to top